Se levanta el paro cafetero, Gobierno y cafeteros ya firmaron acta

 

A las 5:00 a.m. de este viernes se firmó acuerdo con el que se da fin a 12 días de paro.

Con un arreglo de 700.000 pesos como precio máximo por la carga de café de 125 kilos, se puso fin al paro cafetero, una movilización sin precedentes que provocó incluso la muerte de pacientes en Huila y Tolima, ante la imposibilidad de transportarlos por la vías bloqueadas.

Los cafeteros y el Gobierno alcanzaron el acuerdo luego de 30 horas de conversaciones en Pereira. Hacia las 4:20 a.m., se leyó el acta de acuerdo con el que se da fin a 12 días de paro.

A las 5 de la mañana se firmó el acta y el líder de los cafeteros, Guillermo Gaviria, declaró oficialmente finalizado el paro cafetero.

Las partes pactaron como precio mínimo de la carga de café 480 mil pesos, más 145 mil de subsidio. Si el precio baja de esta cifra, el Gobierno pondrá recursos adicionales. A partir del 18 de marzo empezará a regir el nuevo valor del subsidio acordado para los cafeteros.

Las conversaciones con los sectores cafeteros que se mantuvieron en paro tras los diálogos del pasado fin de semana, se iniciaron el miércoles, a las 11 a.m, con el liderazgo del vicepresidente de la República, Angelino Garzón.

A la medianoche de ese día comenzaron a verse caras largas y las conversaciones se suspendieron a la 1:20 a.m. de ayer. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, calificó entonces a los cafeteros de "intransigentes", porque les ofrecieron el equivalente a los recursos para llevar el programa Familias en Acción a 700.000 hogares más y no aceptaron.

Las negociaciones fueron retomadas este jueves, a las 9:00 a.m. Garzón les dijo a los cafeteros que no era "hora de regateo" e instó a las partes a llegar a un acuerdo. "No nos volvamos prisioneros de una cifra, señores cafeteros y señores ministros", dijo.

Por el Gobierno, además de Garzón, participaron los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas; de Agricultura, Juan Camilo Restrepo; de Trabajo, Rafael Pardo; de Salud, Alejandro Gaviria; del Interior, Fernando Carrillo, y el alto consejero para el diálogo social, Luis Eduardo Garzón.

Hubo 32 delegados de los cafeteros, encabezados por Guillermo Gaviria, de Antioquia; Alonso Osorio, del Cauca, y Orlando Beltrán, del Huila.

Crisis en Pasto y Popayán

Mientras el bloqueo de los cafeteros en la vía Panamericana ya tiene en emergencia sanitaria a Pasto, donde los centros de salud solo estaban atendiendo urgencias, en Popayán la escasez de gasolina ha provocado tal especulación que la gente ha estado pagando el galón hasta a 38.000 pesos. Lo más grave, según autoridades, es que le mezclaban agua, thinner y hasta orines. Se están tomando muestras para determinar sanciones. En todo caso, el 90 por ciento del transporte público llegó a estar paralizado.

En Pasto, el Hospital Universitario, el más importante, logró sobrellevar la crisis con siete toneladas de insumos y medicamentos que llegaron por trochas desde Cali y Bogotá. Pero la escasez de combustible, como en Popayán, fue de tal magnitud que los carros de la basura no la recogían desde el miércoles y el transporte a los 64 municipios de Nariño estaba paralizado. En contraste, en este departamento tuvieron que regalar o botar 850.000 litros diarios de leche, porque no había cómo sacarlos.

FERNANDO UMAÑA MEJÍA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
PEREIRA

 

Buscar en el sitio

comunicaciones nueva vida